20 de febrero de 2009

Y después de la avalancha,
resumirme entre tus rodillas

y preguntarte cuánto crees que nos quedará

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Estupendo Laurita. Me gusta un montón este mini poema... contiene más intensidad y más fuerza en tres versos, que muchos en páginas y páginas... muy bien.

Carz dijo...

Como dijo A. González... "ese efímero instante en que te amé: mi vida entera".

Cuánto carece de sentido, cómo es la piedra de toque, por qué es lo que tiene importancia.

Un beso.

Mauro dijo...

MMmmmmm...¿lo que tendrá que quedar?.

Se te ve tan desvalida entre esas letras..

Cariños protectores

danikardone dijo...

sabes cómo se puede hacer yogur? con yogur, leche y una yogurtera... esto viene al caso porque mata el mito de la caducidad... los yogures NO caducan si se mantiene viva la llama del cultivo vivo que son, pues si con un yogur con fecha de caducidad X haces más yogur, la fecha se alarga en el tiempo hasta X+n, y, así, ad infinitum...

otra cosa es que nos comamos todo el yogur y no dejemos una pizquita para hacer más... tal vez a eso se refería tu pregunta ;)

un besote cargado de lactobacilos