20 de marzo de 2009

Pierdo todos los aviones.
Voy a los aeropuertos
a verlos despegar
repletos de párpados a medio abrir.
Voy a las estaciones de tren
a ver los relojes en las muñecas
y a los jóvenes besándose
en los bancos.
La gente patrocina sus miserias
blanqueándose la sonrisa
se tropiezan conmigo
me rozan con sus bolsos.
Me acomodo en las esquinas
y les pongo nombre a los perros,
nombres de guitarristas eternos
o poetas suicidas.
Y me abandono en las paradas
cuando llueve y los charcos adornan las botas,
y pierdo todas las guaguas
que llevan a cualquier sitio.

6 comentarios:

herrero dijo...

Me desplazo en ambulancias. Sus sirenas me hacen sentir que soy alguien.
Tengo aquí abajo, esperándome, un coche fúnebre. Pero no es rosa.
A Rimbaud le cortaron una pierna. Yo me corté una hermana.
Todos los perros tienen un nombre: Parvovirus. Malditos sean.
Salvé a mi hijo del suicidio: ¿Quién me dio ese derecho?
¿Qué otra cosa puedo hacer, sino pedir disculpas, sepultado al sol?
Todo_es_culpa_mía

almassy dijo...

a mi también me pasa...
besitos cielo

danikardone dijo...

la gente, en las estaciones, se besa de pie, en los andenes, chiquilla (menos en esa que han puesto una zona de besadores para agilizar el tráfico ferroviario). en los bancos se duerme, o se hacen sudokus :P

Mauro dijo...

Siempre quise ponerle Angus a mi perro, por Angus Young, claro (habrá otro?), y de ACDC, claro (habrá otro?).

Sobre poetas suicidas, no lo habia pensado. Suponiendo fueron suicidas, creo que mas bien un gato, antes que un perro debería llamarse Rimbaud o Apollinaire. Nada como un Lautremont que maulle en todo caso.

Besos Laura

Carz dijo...

Pues yo voy a los andenes de las estaciones de autobuses a "desperderme" con besos bajo las farolas amarillas, apergaminadas y sucias, bailando boleros todavía no editados con mujeres aún no consumidas.

Algún día bucearé en algún charco... igual me aplastas con tus botas.

Un beso.

ybris dijo...

Pasaba por aquí, creo que desde Carz, y no me aguanto de dejar aquí dicho lo mucho que me ha gustado esto.
Quizás porque también uno anda perdiendo y perdiéndose todo aun después de mucho tiempo.

Un saludo.