11 de junio de 2009

Aprenderé a mentir


Mami trabajó durante semanas para hacer un paño de ganchillo color rosa palo y ponerlo en nuestra mesilla de noche. Un día cogí las tijeras del pelo y corté algunos hilos. Nuria lloraba, silenciosa, mirándome desde su cama. Mami apenas le gritó al verla tan afligida, y yo recuerdo decir: Mami, no te enfades, Nuria lo hizo sin querer.


Aprenderé a mentir
como lo hacía a los tres años
diciendo que no con los rizos
y sí con las manos.
No fui yo, mami,
fue Nuria.
Y Nuria llora
sintiéndose culpable de lo que no hizo
y yo guardo las tijeras
debajo de la almohada
y prometo a sus lágrimas
que será la última vez.
Después duermo tranquila,
protegiendo el arma homicida
para veinte años después
despertar con las mismas tijeras
entre los dedos:
No fui yo, amor,
fue Nuria.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Las mentiras no son un buen camino...

Béatrice, Bea, Beatrix... dijo...

Oiré esto escuchando "Mentiras piadosas"(Sabina)de fondo...Y pensaré que las mentiras no son sino el lubricante de la sociedad...Aunque bueno, no siempre, sólo a veces.

Mauro dijo...

¿Quid est veritas?

-Veritas facit nos liberis

alm dijo...

me encanta la foto y el texto. preciosos.
Yo he aprendido, no hagas lo que no te gustaría que te hiciesen. Eso me enseñó una profesora cuando tenía 4 años, eso intento día a día.
por cierto, payasita sigue escribiendo, lo haces de maravilla.
firmado: payasa mayor

Anónimo dijo...

ey, no me dejó escribir mi nombre, jeje, almassy, más conocida como aprendiz

Carz dijo...

Sirve de muy poco aprender a mentir si uno no es capaz de desprenderse también de su conciencia.

Con remordimientos, las mentiras sólo son aún más mortificantes.

Un beso (...ha sido Pedro)

Laura dijo...

Sí, ANÓNIMO, eso dicen.

Lubricantes, BEA? en qué andas pensando muchachita????

jeeje sí MAU, sí... me desperté pensando en aquello, y me gustó convertirlo en algo.

Sí, ALMASSY, no es un mal aprendizaje, sólo que la teoría siempre es sencilla. Seguiré escribiendo, claro, y más si me sigues prestando esas maravillas que haces. Besos

Ay CARZ, cuánta razón tienes. Yo es que a la otra (mi conciencia, como yo la llamo), la tengo demasiado presente siempre, y es descorazonador... Besote

danikardone dijo...

traigo el diván y el péndulo?

danikardone dijo...

menudo rachón chulo llevas :) que gustazo

A pena grande dijo...

Hiciste llorar a Nuria?
Ummmm..... aunque hiciste a los 3 años... no sé....no sé si perdonarte, Lau.
((Nuria.. es broma.. le perdonamos, verdad? Lo hizo porque tenía miedo)).
Hala,,Nuriña... dile a Lau que ya es hora de que abandone sus miedos. Y ke te puede seguir usando para sus mentirijillas.
Nuria..Lauri está escribiendo cada vez mejor...De todos los besos que te mando, mi Nuria guapiña.. ,,dale a alguno a esa cobardicas y dile que ya me pasaré por su blog para comentar con más calma.

hadanevada dijo...

jo, ahora me da mucha lástima por nury, pero sé que la kieres...

y me ha encantado como has plasmado ese sentimiento que todos sentimos, aunque fue hace tiempo, cuando eramos niños....
o seguimos jugando a lo mismo?
precioso....besotes