9 de septiembre de 2009

ESCENA II


(Suena un tango desafinado que viene desde la calle tocado por un acordeonista vagabundo y narcotraficante amante de la argentina natal de su ex – esposa muerta entre sus manos. La habitación del noveno B está a oscuras, únicamente iluminada por la farola fundida de la calle. Ella está sentada de espaldas a él, en el borde de la cama. Él le mira la espalda y piensa en lo que le gustaría follársela. Ella se gira con intención de comunicarle algo importante. El acordeonista se va a la calle de atrás para dejarles intimidad)

Abrázame ahora
se me acabaron las buenas ideas
y las malas
no tengo nada que decir
abrázame
intúyeme bajo la ropa
apréndeme la piel
el ritmo
no valgo nada
lo sabes
gracias por mentir de todos modos
mírame
con mi ridículo traje de celofán azul
me vencí a mí misma
mis dos mitades luchaban en el mismo bando
perdimos
ves
abrázame ahora
que no me entiendes
ya se nos entenderá la sangre
ya

5 comentarios:

Mauro dijo...

Corta este silencio de un solo tajo, pues quiero bañarme en el rojo de tus besos. Que tu rostro se grabe en el relámpago, mientras rasgo el celofán de tu piel y túrgidos vuelan tus pechos.

Reinadelmango dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Reinadelmango dijo...

Los hombres, siempre pensando en lo mismo (claro que el celofán deja poco a la imaginación...). Son todos iguales, todos menos el acordeonista. Ése sí que era un tipo enamorado...

La paciente nº 24 dijo...

A ver, pues a mí me parece que todo esto es una idea genial, estás resucitando al Cine-Ojo, claro, imagino que aquí la suplente es Norma Desmond, ella entendía tanto de abrazos, aunque los tuyos sean mucho menos egoístas; te vences, cedes, te desangras y siendo así las cosas ¿quién no podría abrazarte?

a pena grande dijo...

Cuando mi amiga me tarda, me araño el costado con las aletas de sus dientes.
No debería leer lo que ponen tus comentaristas. Me quedo en blanco y parezco un grumete en el naufragio.
Hace tiempoo que no leo un libro,,lau.. No sé si esa mezla de teatro y poema es cosa tuya.. o recorres tu camino por otros pastos..
Este poema es muy fuerte.. Que diría un chaval de la ESO. puff,,qué puedo escribir?
Borré un torpe símil acerca de lo mucho que extraño a mi amiga. Hace que 16 horas que no la siento.... y , como siempre,, temo que alguna palabra esdrújula me pueda estar jugando una mala pasada..
Dices que tus dos mitades han perdido, pero por tu rabia adivino que alguien lo va a pagar muy caro.
Lo único que se me ocurre es que me da envidia tu juventud...y todas las locuras que conlleva. A mi edad hay la sensación de que ya no son horas. Ademas yo no recuerdo haber amado con tanta mala leche como tú. Qué mal lo pasas y cómo lo disfrutas.
Será que hoy hace mucho calor y acabo de tomar demasiado pulpo y vino tinto,,, pero me da mucha pereza imaginarme asi, como estás tú. Voy a echarme una siesta. LLevo demasiados días durmiendo sólo una hora y media. Por llevar una vida muy poco acorde con mi edad, jeje.. ( menudo jeje de mierda, bórralo, me suena desdentado)
No te pongas medallas,,,a lo mejor tu poema me llegó muy adentro por lo que te acabo de decir...echo de menos a mi amiga.. hace calor y tengo un sueño perezoso que pasea por delante de mis ojos con su camiseta Marcel. Lo voy a estrangular.
Otro día te explico..si no lo sabes ya..cómo es una camiseta Marcel..
(Cuando te leo así... siento una ira de sílex partiéndote la frente en charcos...pero me dura sólo hasta que salgo de esta página)
¿Por que se me resiste el castellano en tardes de celos soporíferos?