9 de octubre de 2009

Hoy

Imagen: Mauro

Hoy te busco
como en esas tardes impasibles
blancas
en las que el cuerpo sólo responde a la caída
al lento devenir del mar
tan lejos
Hoy te aguardo
como único reducto posible
para no quedar tendida en mitad del aire
como un pájaro quebrado
sin refugio
Me bebo hoy tus huellas con las manos
retirando del río las pisadas
desnudando tu reflejo
narciso alegre
para ungirte en luz en mi garganta
Hoy dejo el alma al desamparo
te busco, aguardo y bebo
achicando los ojos a la infancia
rodando por el suelo hasta las flores
que abrigan las esquinas de las ramas
Hoy callo con los párpados abiertos
me vierto en mi país verde y sombrío
y recuerdo tal vez alguna lengua
que empiece en calma y finalice en ti
en tu olor inagotable y nuestro
Hilvano el viento en tu camisa nueva
para poder caer sin estrellarme
Te aguardo
sálvame de mí
-cuando regreses-
con el lento ejercicio de tus labios



2 comentarios:

Laura dijo...

Gracias Mau por esta imagen también. Sabes que tenía ganas de escribir para poder usarlas. Un abrazote

Mauro dijo...

Hoy te busco cavando en el espejo de arena para encontrar tu cuerpo feble y aterido entre las lágrimas azules que derribaron el mar.

Entre las sombras que se siembran cada tarde, abro la tierra marchita regándola de tí, buscando hacer brotar el gemido del día que se escapa.

Besoa laura.